Archivo de la categoría: Sin categoría

Fotografía: Ciudad de Holguín, Cuba (53)

Calle Frexes, Ciudad de Holguín, Cuba (53), 2015 (Foto: Paco Azanza Telletxiki)

 


EL MUNDO CONTRA EL BLOQUEO. Sólo el verdugo y su siniestro aliado votaron a favor

 

Por vigésimo año consecutivo, la comunidad internacional ha expresado de manera rotunda el apoyo y la solidaridad para con la patria de Martí y de Fidel.
Como viene siendo habitual, la Asamblea General de la Organización de las Naciones Unidas —ONU— ha votado este miércoles sobre la resolución presentada por Cuba contra el bloqueo económico impuesto desde hace más de medio siglo por Estados Unidos, bajo la presidencia del estadounidense John F. Kennedy allá por 1962. Continuar leyendo

Los que mueren por la vida, no pueden llamarse muertos

Ciudad de Holguín, Cuba, 2015 (Foto: Paco Azanza Telletxiki)

 

Hoy se cumplen 58 años de la desaparición física de Camilo Cienfuegos. Hace unos días se conmemoraron los 50 de la de Ernesto Che Guevara. Ambos eran Comandantes de la Revolución Cubana, grandes amigos… y siguen vivos, a pesar de su muerte tan temprana (27 y 39 años, respectivamente).
Sirva esta imagen captada en la cubana Ciudad de Holguín como modesto homenaje.

 

Documentos relacionados:

 


Fotografía: Ciudad de Holguín, Cuba (52)

Ciudad de Holguín, Cuba (52), 2011 (Foto: Paco Azanza Telletxiki)

 


Che, Comandante: ¡Hasta la Victoria Siempre!

Che en La Habana, 1960

 

ERNESTO CHE GUEVARA, LA IMPERECEDERA EXISTENCIA DE UN HOMBRE NUEVO

 

Ocho balas de odio y codicia imperialista no pueden segar la vida de un hombre cuya integridad ética y moral es absoluta, humanos sus valores e inquebrantables sus principios. Ocho balas de odio y codicia imperialista penetraron en el cuerpo herido e indefenso del Che Guevara. Pero no lo mataron, como pretendieron sus mercenarios captores, y hoy, 50 años después, el Guerrillero Heroico sigue caminando firme y sereno; nunca doblegado, siempre erguido. Sigue caminando multiplicado de manera infinita: inmerso en las reivindicaciones de las masas, fundido en la esperanza fundada y creciente de los pueblos.
El 18 de octubre de 1967, nueve días después de ser asesinado, Fidel expresó que éste “no cayó defendiendo otro interés, defendiendo otra causa que la causa de los explotados y los oprimidos en este continente; Che no cayó defendiendo otra causa que la causa de los pobres y de los humildes de esta tierra. […] Y ante la historia, los hombres que actúan como él, los hombres que lo hacen todo y lo dan todo por la causa de los humildes, cada día que pasa se agigantan, cada día se adentran más profundamente en el corazón de los pueblos”
Ocho balas de odio y codicia imperialista no segaron, pues, la vida de Ernesto Che Guevara; con su cobarde actitud, el asesino gobierno imperialista que ordenó apretar el gatillo consiguió justo el efecto contrario: resaltar a un hombre con decoro, inmortalizar a un Hombre Nuevo.

 

Como homenaje al Guerrillero Heroico, Baraguá les invita a leer en Insurgente:

 

 


Fotografía: Santiago Feliú en la Ciudad de Holguín, Cuba

Santiago Feliú en la Ciudad de Holguín, Cuba, 2011 (Foto: Paco Azanza Telletxiki)

 


Federación de Mujeres Cubanas, 57 años a la vanguardia de la Revolución

Si alguna herramienta es imprescindible para hacer una revolución, esa es precisamente la unidad de los revolucionarios; sin ella es prácticamente imposible alcanzar objetivo tan complicado. En Cuba, el compañero Fidel demostró ser un maestro en la unificación de la base social. Liderando el Movimiento Revolucionario 26 de Julio, que ya de por sí era una suma importante, logró el apoyo también de otras fuerzas, como el Directorio Revolucionario 13 de Marzo y el Partido Socialista Popular —comunista—. Pero, como dijera José Martí a Carlos Baliño, la revolución no es lo que se inicia en las maniguas sino lo que se desarrolla en la República, luego de la toma del poder por parte de los revolucionarios.
A partir del primero de enero de 1959, pues, se requería una unidad mucho más sólida y organizada, que fuera capaz de frenar las lógicas embestidas de la oligarquía nacional y extranjera en su lucha desesperada por recuperar los privilegios perdidos, y, de paso, poder ir avanzando en el radical cambio sociopolítico que una revolución socialista exige si, como la cubana, es verdadera.

Continuar leyendo