Santiago de Cuba, la ciudad de Fidel

santiago-de-cuba-5-png

Cartel con las palabras pronunciadas por Fidel el 1 de enero de 1984, al otorgar a Santiago de Cuba el título de “Héroe de la República de Cuba y la orden “Antonio Maceo”. Avenida Victoriano Garzón, Santiago de Cuba, 2010 (Foto: Paco Azanza Telletxiki)

 

El primero de enero de 1984, veinticinco años después del triunfo revolucionario, el compañero Fidel, a propuesta suya y con el acuerdo del Consejo de Estado, entregó a Santiago de Cuba el Título Honorífico de Héroe de la República de Cuba y la Orden Antonio Maceo.
La ciudad oriental es la única poseedora de tan honrosa distinción en toda la Isla, y el reconocimiento está totalmente justificado, ya que heroica fue siempre la actitud de sus hijos e hijas durante las gestas libertarias de Cuba en todos los tiempos.
No por gusto, José Martí la calificó de Infatigable Santiago; como Capital moral de la Revolución la denominó Fidel; Cuna de la Revolución fue el término que le adjudicó la Historia; y como Rebelde ayer, hospitalaria hoy, heroica siempre la reconoce todo el pueblo de Cuba.
En 1979, el compañero Raúl Castro, con motivo del 23 aniversario del alzamiento del 30 de Noviembre de 1956, tampoco escatimó palabras —merecidas y sinceras— de admiración y reconocimiento para Santiago de Cuba:
Si el Callejón del Muro, Enramadas, Garzón, Trocha, Vista Alegre, San Gerónimo y El Caney pudieran hablar. Si los muros del Moncada, las aulas del instituto, la Normal y la Universidad, los bancos del parque Céspedes y la plaza de Marte, los campanarios de la Catedral y El Cobre, las almenas del Morro y las losas de Santa Ifigenia pudieran contarnos su historia de centurias luchas, veríamos de nuevo que no hay piedra en Santiago que no haya sido pedestal de un héroe. No hay minuto de nuestra historia en que los orientales no hayan ocupado su lugar y ninguna página heroica ha sido escrita sin su concurso.
El 11 de marzo de 1959, Fidel expresó en la Ciudad Héroe: […] ¡mi corazón, mi vida, están unidos a esta ciudad! […] Un especial sentimiento me invade cuando estoy aquí, una especial emoción me invade cuando estoy aquí entre los santiagueros y aquí hago estas confesiones que me salen del alma.
Santiago es Santiago. Santiago de Cuba es la ciudad de Fidel.

 

Desde este balcón, en horas de la madrugada del primero de enero de 1959, fue proclamado por Fidel el triunfo de la Revolución. A ambos lados, en la fachada principal del Ayuntamiento, se muestra el distintivo de Ciudad Héroe de la República de Cuba y la Orden Antonio Maceo. (Foto: Paco Azanza Telletxiki, 2009)

Desde este balcón, en horas de la madrugada del primero de enero de 1959, fue proclamado por Fidel el triunfo de la Revolución. A ambos lados, en la fachada principal del Ayuntamiento, se muestra el distintivo de Ciudad Héroe de la República de Cuba y la Orden Antonio Maceo. (Foto: Paco Azanza Telletxiki, 2009)

 


Martí y Fidel, dos Maestros juntos para siempre

28 de enero de 2009. Cambio de Guardia en el Mausoleo donde reposan los restos de José Martí. Desde hoy mismo, en este mismo lugar descansarán los del compañero Fidel (Foto: Paco Azanza Telletxiki, 2009)

28 de enero de 2009 en el cementerio de Santa Ifigenia de Santiago de Cuba (Monumento Nacional). Cambio de Guardia en el Mausoleo donde reposan los restos mortales de José Martí. Desde hoy y cerca de éste lugar, descansarán los del líder histórico de la Revolución Cubana, el compañero Fidel (Foto: Paco Azanza Telletxiki, 2009)

 

 

La misma Guardia (Foto: Paco Azanza Telletxiki, 2009)

De regreso al lugar de descanso, la Guardia saliente detenida ante la escultura-homenaje a todos los caídos en defensa de la Patria, desde el inicio de las guerras de independencia hasta hoy, y los que ofrendaron sus vidas en ayuda de otros pueblos hermanos (Foto: Paco Azanza Telletxiki, 2009)

 

 

La misma Guardia (Foto: Paco Azanza Telletxiki)

De regreso al lugar de descanso, la Guardia saliente detenida ante la escultura-homenaje a todos los caídos en defensa de la Patria, desde el inicio de las guerras de independencia hasta hoy, y los que ofrendaron sus vidas en ayuda de otros pueblos hermanos (Foto: Paco Azanza Telletxiki, 2009)

 

 

La misma Guardia a su paso por Panteón de los caídos en misiones internacionalistas (Foto: Paco Azanza Telletxiki, 2009)

La misma Guardia a su paso por Panteón de los caídos en misiones internacionalistas (Foto: Paco Azanza Telletxiki, 2009)

 

 

Mausoleo que acoje los restos de José Martí en el cementerio de Santa Ifigenia de Santiago de Cuba y, desde hoy también, los del líder histórico de la Revolución Cubana, el compañero Fidel (Foto: Paco Azanza Telletxiki, 2009)

Mausoleo que acoge los restos mortales de José Martí en el cementerio de Santa Ifigenia de Santiago de Cuba (Monumento Nacional). Desde hoy también, en un mausoleo cercano, los del líder histórico de la Revolución Cubana, el compañero Fidel (Foto: Paco Azanza Telletxiki, 2009)


Se fue Fidel, y se quedó para siempre entre nosotros

Fidel y Martí, dos Maestros

Fidel y Martí, dos Maestros

 

Cuando allá por 1991 la URSS se hubo derrumbado, la contrarrevolución y el imperio que la alimenta dieron por hecho que a Cuba socialista solo le quedaban días para que le sucediera lo mismo. En Miami, los gusanos comenzaron a preparar las maletas para regresar “triunfantes” a la tierra que abandonaron porque la Cuba naciente ya no les permitía vivir como los reyes a cuenta del sufrimiento y del trabajo ajeno. Pero para su desgracia, no para la del pueblo cubano, tuvieron que deshacerlas y volver a la rutina diaria en ese putrefacto lugar que llaman la pequeña Habana. Y eso que el gobierno de los Estados Unidos apretó más con el bloqueo, aprobando la ley Torricelly —1992— y la Hemls-Burton —1996—. La ridícula algarabía miamense quedó reducida a enésima frustración colectiva y Cuba, pasado lo más crudo del Período Especial, se fue recuperando poco a poco.

Continuar leyendo


Se cumplen 60 años del desembarco del Granma

(Foto: Paco Azanza Telletxiki, 2012)

(Foto: Paco Azanza Telletxiki, 2012)


FIDEL, el COMUNISTA MANIFIESTO que nunca dejó de serlo

Fragmento de la página 5 del Diario Granma, sábado 23 de febrero de 2008

Fragmento de la página 5 del Diario Granma, sábado 23 de febrero de 2008

 

El texto que adjunto encima de estas líneas lo escribí en febrero de 2008 y, además de otros medios, lo publicó el Diario Granma el día 23. Entonces, por problemas de salud, Fidel acababa de anunciar que no aspiraría ni aceptaría los cargos que hasta entonces había desempeñado. Hoy, cuando el pasado viernes dejaba de existir físicamente, obviamente la situación es diferente, pero la esencia del artículo sigue siendo la misma. Fidel nunca dejó de ser un comunista manifiesto y la Revolución Cubana, pese al perverso deseo de sus acérrimos enemigos de verla derrumbada, continúa imparable hacia delante. Sirva esta reedición como modesto homenaje a la persona excepcional que se nos acaba de ir, para quedarse siempre, siempre con nosotros.

 

El diario Granma de ese día en su totalidad 

El concepto de Revolución expresado por Fidel en 2000 está siendo ratificado por la población cubana

Concepto de Revolución expresado por Fidel (Foto: Paco Azanza Telletxiki, 2010)

Concepto de Revolución expresado por Fidel (Foto: Paco Azanza Telletxiki, 2010)

 

Durante estos días, a lo largo y ancho de toda la Isla, se han habilitado 1.060 locales para que las cubanas y los cubanos que lo deseen (la firma es absolutamente voluntaria) puedan firmar el juramento de ser fieles y seguidores del concepto de Revolución expresado por Fidel el Primero de Mayo de 2000 en la Plaza José Martí de La Habana. El citado concepto resume en su esencia la historia pasada, presente y sobre todo futura de la nación cubana. La firma masiva demostrará, sin duda, la voluntad de la población de hacer irreversible su Revolución socialista.

 

Paseante entre el cartel y el busto de José Martí, 2010 (Foto: Paco Azanza Telletxiki)

Paseante entre el cartel y el busto de José Martí, 2010 (Foto: Paco Azanza Telletxiki)

 

 


Condenado por la tiranía, Fidel fue absuelto por la Historia y por su heroico pueblo

Leyendo "La Historia me absolverá", 2013 (Foto: Paco Azanza Telletxiki)

Leyendo “La historia me absolverá”, 2013 (Foto: Paco Azanza Telletxiki)

El 16 de octubre de 1953, mediante un juicio farsa y por su liderazgo en el asalto al Cuartel Moncada (el 23 de julio de 1953), Fidel fue condenado a 15 años de prisión por la tiranía de Bastistiana. Pero no llegó a cumplir el total de la condena, ya que, el 15 de mayo de 1955, su heroico pueblo consiguió su libertad y la de los demás asaltantes que no perecieron en el intento. El primero de enero de 1959, derrocado el tirano y peón del imperialismo yanqui en la Isla, el pueblo cubano comenzó a ser dueño de su propio destino. Él, que nunca lo había condenado, y el paso de la Historia se encargaron de “oficializar” la absolución del Comandante en Jefe de la Revolución Cubana.