Disfrazado de solidario, Messi donó las sobras alimentarias de su lujosa boda… y todos contentos

El “solidario” Messi

 

Casado hace unos días en su ciudad natal, Rosario, Argentina, el adinerado futbolista Leonel Messi y su familia decidieron donar las bebidas y los aperitivos que no llegaron a consumir durante la boda. Las fundaciones benéficas que recibieron el fruto de su “generosidad” fueron el Banco de Alimentos de Rosario —BAR— y la Fundación CONIN. Hasta aquí todo dentro de la normalidad.
Cierto es que muchos ricachones no regalan ni las migas del enorme “pan” que injustamente poseen, pero tampoco es tan extraño que adinerados individuos hagan donaciones que, en realidad, para ellos son insignificantes restas en sus desorbitados patrimonios económicos y, sin embargo, les aporta cierta tranquilidad a sus conciencias, así como una imagen de gente buena y solidaria que, sin duda, no les corresponde.

Al parecer, con su “gesto humanitario”, el famoso deportista ha dejado una buena impresión en su ciudad natal, lo que no es difícil de entender tratándose de uno de los mejores futbolistas del mundo y de la hermana Argentina. La presidenta del BAR, Nadia Nazer, también se deshizo en elogios para con Messi y su familia. “Toda donación es bien recibida”, dijo. Y añadió que la conducta de los Messi es una ayuda para equilibrar “esta balanza de desigualdad social que existe”.
Una afirmación tan ilusa como falsa, porque para que unos pocos tengan muchísimo, muchísimos tienen que tener nada o casi nada. Dicho de otra manera: la pobreza de muchos es consecuencia directa de la desorbitada y obscena acumulación de riqueza que solo unos pocos poseen.
Messi es uno de los privilegiados, y la avidez del futbolista por seguir aumentando su capital es sin duda manifiesta, como lo demuestra su esfuerzo —ilícito— de intentar pagar menos al fisco cuando no tiene ninguna necesidad de complicarse la vida incurriendo en el delito, o, como lo demuestra también, su protagonismo en ridículos y mentirosos anuncios publicitarios a cambio de recibir ingentes cantidades de dinero, como si pegándole patadas al balón no ganara ya lo suficiente.
Los ricos nunca se conforman con lo que tienen, y para ser más ricos necesitan que los pobres cada vez sean más pobres. Messi es un millonario y como tal vive. Por más que de vez en cuando reparta limosna, lejos de ayudar a equilibrar la balanza de la desigualdad, lo que hace es contribuir a desequilibrarla en detrimento de mucha, muchísima gente.

 

Noticia relacionada:
De cómo el Director del Registro de Córdoba (Argentina) respondió a un periodista sobre la boda de Messi

 


3 responses to “Disfrazado de solidario, Messi donó las sobras alimentarias de su lujosa boda… y todos contentos

  • Ángel

    Estoy totalmente de acuerdo con todo lo que dices, la desproporcionalidad del reparto de la riqueza en el mundo es de una gran injusticia social (y añado el término tan en boca de políticos) globalizada. Donaciones y reparto de migajas, tal vez limpien alguna conciencia de afortunados, pero no resuelve el problema.

    • baragua

      Gracias, Ángel, por el comentario y la visita. Me alegro de que coincidas con el contenido del texto. Salud(os).

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: