SOMBRA ROTA

 

                        De alguna parte saliste
                        para dirigir tus pasos hacia mi.
                        Cuando llegaste a mi altura,
                        sin apenas detenerte,
                        pisaste mi SOMBRA
                        proyectada sobre el asfalto.

 

                        Y, sonriendo disimuladamente,
                        te fuiste a por otro
                        pensando mientras huías:

 

                                           ¡LA HE ROTO!
                                                            ¡LA HE ROTO!

 

 

(Tomado del libro Después de todo)


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: