TRAS TU BELLEZA

 

Pasaste un día junto al mudo

—yo era el mudo—,

y el mudo recobró

el habla.

 

Pasaste un día junto al ciego

 —yo era el ciego—,

y el ciego recobró

la vista.

 

Pasaste un día junto al cojo

—yo era el cojo—,

y el cojo, sin muletas,

corrió tras tu belleza.

 

 

(Tomado del libro Después de todo)


2 responses to “TRAS TU BELLEZA

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: