En Hiroshima, nuevo ejemplo de hipocresía imperialista

Hiroshima después del bombardeo

Hiroshima después del bombardeo

 

El 6 de agosto de 1945, una bomba de uranio bautizada “Little Boy” y lanzada desde el bombardero norteamericano “Enola Gay” redujo a cenizas la ciudad de Hiroshima. Fue el primer ataque nuclear de la historia y en él murieron más de 200.000 personas. Tres días después, Estados Unidos lanzó otra bomba atómica contra la ciudad de Nagasaki. Unas 140.000 personas murieron como consecuencia directa de esta segunda bomba atómica, pero el número de víctimas mortales creció a más de 217.000 en las décadas posteriores.
Presente en Japón para preparar la próxima cumbre de jefes de Estado y de gobierno del G7, el secretario de Estado de los EE.UU, John Kerry, ha visitado el Memorial de la Paz en Hiroshima y, con su desvergüenza habitual, ha expresado sentirse “profundamente emocionado”, asegurando que nunca olvidará las imágenes expuestas que “revuelven el estómago”.
Hipócrita, como siempre, el responsable gubernamental de EE.UU de más alto rango en visitar Hiroshima, evitó pedir perdón o asumir responsabilidades por el desastre provocado hace ya más de 70 años.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: