El cuchillo en la espalda (II)

 

Para cortar el cordón umbilical
que desde hace años me une a la melancolía,
pasé todo el día buscando mi cuchillo de cocina.

 

Solo entrada la noche pude dar con el objeto perdido;
la proximidad de un espejo indiscreto
me advirtió que lo llevaba clavado en la espalda.

 

(Tomado del libro Sonrisa y decepción)


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: