La solidaridad cubana sigue dando sus frutos / 600 pakistaníes se graduarán de medicina en Cuba el próximo mes de febrero

2

Internacionalista cubana atendiendo a una paciente pakistaníe (Foto: Juvenal Balán)

El 8 de octubre de 2005, el norte de Pakistán sufrió un terremoto de 7,6 grados de magnitud en la escala Richter. El resultado fue devastador: más de 70.000 muertos, alrededor de 100.000 heridos, pueblos sepultados, más de 3.000.000 de personas sin hogar y sobrevivientes sin alimentos ni atención médica. Fiel a su política internacionalista, Cuba envió de inmediato 2.564 médicos pertenecientes a la Brigada Henry Reeve [1], creada por Cuba en septiembre del mismo año tras la tragedia provocada por el huracán Katrina en Nueva Orleans [2].

En medio de un duro invierno, los trabajadores de la salud cubanos montaron 32 hospitales de campaña —a la conclusión de la misión, éstos fueron donados a las autoridades sanitarias del país—. Los citados hospitales fueron llevados desde Cuba y estaban dotados de quirófano, rayos X, ultrasonido, electrocardiógrafo, laboratorio clínico y áreas de fisioterapia y rehabilitación. En aquellas intrincadas y frías montañas, la misión médica atendió a más de 1.800.000 pacientes, realizó 12.406 intervenciones quirúrgicas —muchas de ellas de gran envergadura— y practicó más de 70.000 tratamientos de fisioterapia. Así mismo, muchos de los pacientes viajaron a Cuba para recibir el implante de prótesis.
Los internacionalistas cubanos fueron los primeros en llegar al lugar de la tragedia y los últimos en marcharse. Como viene siendo habitual en otros lugares del mundo, Cuba fue la nación que más ayuda brindó a los damnificados. Siendo el principal aliado del gobierno pakistaní, Estados Unidos, por ejemplo, solo estableció dos hospitales y su escaso personal no permaneció en el lugar de la catástrofe más allá de las ocho semanas.
Pero la ayuda de Cuba no se limitó a la atención médica; también ofreció 1.000 becas gratuitas para formar médicos. Procedentes de familias humildes y que allá jamás hubieran podido estudiar medicina, en febrero de 2014 se graduaron en la Isla los primeros 297 estudiantes. Todos ellos volvieron a Pakistán para ejercer la noble profesión.
Dentro de unos días, el próximo mes de febrero, se graduarán otros 600. Naeem Khan, embajador de Pakistán en la Isla, reconoció a Cuba como único país del mundo que ha formado profesionales pakistaníes de manera totalmente gratuita.
Así es Cuba. Así de generosa es su Revolución.
Notas:
[1]  Henry Reeve, norteamericano conocido como “El Inglesito” —tenía una pierna paralizada y combatía amarrado a su caballo— llegó a ser Brigadier General del Ejército Libertador durante la guerra independentista de los Díez Años (1868-1878). Cayó combatiendo en 1876.  En su honor, la brigada médica adoptó su nombre.
[2] Tras el desastre ocasionado por el huracán Katrina, en la ciudad de Nueva Orleans y otras zonas de los estados de Lousiana y Alabama, Cuba ofreció 1.610 médicos, hospitales de campaña y material sanitario para ayudar a los damnificados. Soberbio y cruel, como de costumbre, el gobierno norteamericano ni siquiera se dignó a contestar; no podía permitir que médicos cubanos salvaran vidas estadounidenses. Lo peor del caso es que, abandonándolos a suerte, ellos tampoco lo hicieron. Un año después de la catástrofe, la mitad de los hospitales seguían cerrados y el 50% de la población todavía carecía de suministro eléctrico.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: