Mentiras

 

Me voy. Tengo

prisa, una enorme maleta

en el bolsillo de la incertidumbre.

No puedo con ella.

 

Me espera un taxi

sin ruedas en la calle,

y caen litros de palabras inacabadas

sobre el óxido de la carrocería

a estas horas tan cálidas

de la tarde.

 

Se hunde el barco

sin salir del astillero.

 

Me voy. El motor no funciona.

El paraguas se rompe.

Luego llueve.

Tengo que empujar, pocas fuerzas,

mucha prisa…

 

rotas

las manos, locura,

destrozadas de tanto aplaudir

tus mentiras.

 

(Tomado del libro Después de todo)


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: