Ladra tu perro

 

 

He girado la llave

dos vueltas

dentro de la cerradura.

 

Y, en lugar de abrir la puerta

que oculta tus prohibidas manzanas,

he abierto, de par en par,

la de la chabola del maldito perro

que condena todas las noches

mi sueño al fracaso

con sus desafiantes

ladridos,

                       colmillos.

 

(Tomado del libro Después de todo)


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: