A veces me pregunto

Después de tanto tiempo

sin saber exactamente

dónde estás,

curioso quizá, seguro que triste,

a veces me pregunto

qué es lo que transportabas

en esa maleta tan grande

que aquel fatídico día

dificultosamente tú te llevaste.

 

Sé que lo amargo

pesa mucho.

Oí decir un día: lo dulce

menos incluso que el aire.

 

Y me preocupa.

Me aterra saber

que la balanza

apenas se inmuta, tan repleta

como está

de latidos y encendidos corazones.

 

(Poema escrito para el catálogo de una exposición póstuma

—septiembre de 1998— de la obra de Marisol Legorburu)

Otro poema para Marisol Legorburu:

Recordando a la pintora y amiga Marisol Legorburu


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: