El semen de la violencia

Contra la intervención en Siria del imperialismo yanqui y sus interesados lacayos

 

El mundo

está (des) gobernado

por unos pocos masturbadores,

que no por hacedores de amor.

 

Y a cada rato salpican

el resultado tan húmedo y rojo,

que no blanco,

de sus armas opresoras:

muertos y hambrientos

por doquier

y un largo etcétera

de sus más atroces derivados.

 

La sangre abunda

fuera de las venas.

La sangre inunda.

La sangre corre y no cesa,

ágil, veloz, arrasadora…

La sangre ahoga.

La sangre invade.

 

La sangre

es el semen de la violencia.

 

(Tomado del libro Después de todo)


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: