Único beso

 

La piedra que lanzaron

contra mi

quedó incrustada en mi, ya para entonces,

herido pecho.

Cerré la ventana para evitarlo,

pero el frágil cristal

que yo creía tan fuerte y duradero

se rompió en mil pedazos

de llantos consumados,

 

consumidos

con el impacto

del único de tus besos.

 

(Tomado del libro Vaho en el cristal)

 


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: